El riesgo de embolismo pulmonar (EP) es casi cuatro veces mayor en los pacientes con asma que en la población general, según el informe de investigadores europeos.
Una especialista que no participó en el estudio, la Dra. Anetta Undas, dijo que, en base a los nuevos hallazgos e investigaciones anteriores, una posible embolia pulmonar debería ser descartada cuando los pacientes asmáticos no responden bien a la terapia.

embolismo

La Dra Undas, de Jagiellonian University School of Medicine, Cracovia, Polonia, ha informado previamente sobre la relación entre las enfermedades atópicas y el tromboembolismo venoso. En la práctica clínica estos pacientes deben ser monitoreados para diagnosticar la enfermedad tromboembólica venosa (ETV) con prontitud.
Según afirma, desde su experiencia, la prevalencia de la ETV en el asma está infradiagnosticada, ya que la disnea es percibida como un signo de asma. Los pacientes con asma que responden pobremente a la terapia básica deberían ser considerados por ETV, y se debería realizar un escaneo por TC de tórax. Agrega, además, que todos los pacientes con asma grave inmovilizados durante las exacerbaciones, sobre todo si reciben esteroides, son obesos, o tiene historia familiar de ETV, deberían recibir profilaxis por la trombosis.

Los pacientes con asma tienen actividad procoagulante y antifibrinolítica en sus vías respiratorias, lo que llevó a los autores del nuevo estudio a buscar un vínculo con eventos tromboembólicos.
La incidencia de tromboembolismo venoso por cada 1.000 pacientes/año fue de 0,95 en los pacientes con asma leve a moderada, 1,29 en los pacientes con asma grave, y 0,46 en una muestra seleccionada de la población general de Noruega, según el equipo de investigación informó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *