Muchos pacientes que experimentan daños agudos en los riñones que no mejora no consultan con un especialista en nefrología en más de un año, lo que sugiere que los médicos necesitan hacer mucho más para identificar y tratar a estos pacientes.
Los daños agudos en el riñón, una abrupta o rápida decadencia de la función renal, es una condición potencialmente mortal. En algunos casos es causada por complicaciones médicas o quirúrgicas que pueden privar al riñón de una buena irrigación sanguínea por largos períodos de tiempo.
Esto explica, básicamente, porqué esta condición suele ocurrir en pacientes hospitalizados.

La investigación demostró que tan sólo un 8,5 por ciento de los pacientes que eran referidos a un especialista de los riñones antes de morir, comenzaron con un tratamiento llamado diálisis o tuvieron una mejora en la función renal, según reportan los autores de dicho estudio.
La severidad del daño renal agudo no importaba en cuanto si los pacientes eran referidos o no a un especialista.

El estudio muestra que tan sólo una minoría de los pacientes que no recuperan su función renal luego de un daño agudo a los órganos son vistos por un especialista en riñones, resaltando una importante oportunidad para un enfoque mucho más integrado para mantener la buena salud de los riñones en los pacientes.
Los hallazgos también subrayan la necesidad de una investigación más ardua para ayudar a identificar a estos pacientes que se encuentran en un riesgo mucho mayor para problemas persistentes en su función renal y que podrían beneficiarse al ser tratados por un nefrólogo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *