El deporte engloba una serie de actividades físicas que además de proporcionarnos diversión, mantienen nuestra forma y figura. Cuando uno se toma el deporte como una actividad competitiva o semi-competitiva, es decir, cuando ya se adquiere un cierto nivel, debería incrementar la ingesta de algunos alimentos imprescindibles para aumentar el rendimiento físico:

Pollo

Como el pavo y otras carnes blancas, el pollo contiene poca grasa y elevadas cantidades de proteínas, que aumentan la masa muscular y definen los músculos. Asimismo, se incrementa la fuerza física y la potencia muscular.

Aceite de oliva

Recomendado especialmente para ejercicios de larga duración (como la carrera a pie), el aceite de oliva dispone de ácidos grasos omega-3 esenciales en la dieta del deportista. Además, constituye una alta fuente de energía.

mujer_deporte

Arroz

Es uno de los alimentos típicos de corredores de fondo y otros deportes de duración. El arroz aporta hidratos de carbono en cantidad, que es la sustancia que da “combustibleal cuerpo para que funcione. Una parte de los carbohidratos pasa en forma de energía por medio de la sangre mientras que la otra se “guarda” en los músculos por si el cuerpo la necesita en un sobreesfuerzo.

Germen de trigo

En forma de suplemento dietético, el germen de trigo mejora naturalmente la resistencia y los reflejos. También sirve para reducir el estrés que se sufre antes de una competición.

Plátanos

Seguro que alguna vez te has fijado en algún tenista que los consume entre descanso y descanso. No es de extrañar, dado que el plátano inyecta energía al cuerpo y la va liberando de forma gradual, para que el nivel de rendimiento se mantenga estable.

Zumo anti-fatiga

Para recuperarse de la fatiga y reponer fuerzas, un zumo energético preparado a partir de un plátano, un aguacate y 100 gramos de zanahorias superará el desgaste físico posterior a una intensa competición.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *