Seguimos con este interesante artículo, si no has leído la primera parte te pedimos que lo hagas ahora para comprender los peligros de la toma de sal en exceso, así como las cantidades diarias recomendadas.

bod113_gr

En este segundo fragmento vamos a conocer diferentes ingredientes con los que sazonar nuestras comidas y darles un toque diferente, que nos sustituya el sabor salado.

El primer aliado obligatorio en nuestra despensa va a ser el ajo. Lo picaremos hasta que quede bien pequeñito, o bien podemos optar por comprarlo en polvo, y nada más simple que espolvorear nuestros platos ligeramente antes de servirlos.

Puede pasarnos también que nuestro paladar esté malacostumbrado, es decir, que de ninguna manera tolera la falta de sal. Si es así, empezaremos por no quitarnos del todo la sal, y lo vamos a conseguir sencillamente mezclando 1 cucharada de sal marina con otras 10 o 12 de sésamo molido. De esta forma podremos espolvorear nuestros platos sin temor a pasar el límite, aunque lo ideal es ir regulando su uso a poco a poco.

Un truco muy sencillo es cocinar las verduras al vapor, de esta forma mantienen mejor su sabor y no tendremos tanta necesidad de salarlas. Otra “trampa” que se usa mucho para engañar al paladar es el uso del zumo de limón en carnes y pescados, que nos dará ese toque ácido característico.

Tampoco pueden faltar las especias para sustituir el uso del salero. A la hora de cocinar legumbres, verduras y pasta en general, no temas a esparcirlos generosamente con tomillo, azafrán, romero o incluso curry, para dar un toque especial a tus platos.

Nos despedimos compartiendo una receta que te puede ser de ayuda si sufres de hipertensión o retención de líquidos. Prueba a cortar un pepino en dados y mézclalo con un yogur natural, media cebolla y dos dientes de ajo bien picados. Finalmente agrega un poco de zumo de limón, aceite de oliva y un poco de menta fresca para conseguir una saludable salsa de yogur casera que será nuestra aliada para bajar la tensión arterial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *