El afán de superación personal es un aspecto muy importante para todo tipo de deportistas. Establecernos propósitos como superar nuestro récord personal, ganar reconocimientos o simplemente mejorar nuestros tiempos, nos ayudará a mantener la motivación en la práctica del deporte. Y es que los deportistas, lo damos todo por encontrar la pasión en nuestro tiempo libre

images-60

Aún así, a veces entrenamos tanto para la competición que nos sentimos muy en forma, pero el día anterior nos empieza a doler algo: la espalda, la cabeza… Y después, cuando desaparece el miedo al comienzo, desaparecen los dolores. Eso es una muestra de lo que pueden hacernos los nervios y la ansiedad. Muchos deportistas conocemos este fenómeno.

¿La terapia contra esto? El esquema de examen con las sales de Schüssler: la noche antes de la competición hay que diluir 10 comprimidos de la sal no7 Magnesium phosphoricum D6 en una taza con agua caliente y bebérselo a sorbos. Por la mañana en ayunas tomaremos del mismo modo la mezcla con la sal no5 Kalium phosphoricum D6. Esto relaja y nos prepara para la competición.

Sal no5, Kalium phosphoricum D6: esta sal de Schüssler es necesaria para que los nervios y los músculos trabajen correctamente y regula su coordinación. El Kalium phosphoricum es la sal de los nervios desde el punto de vista bioquímico. Si se regula la distribución de los iones de potasio en el cuerpo se consigue un efecto esabilizador de los nervios, la mente, las emociones y el cuerpo. Además, evita la deterioración del tejido celular.

En cuanto a la sal no7, Magnesium phosphoricum D6, esta sal participa en la formación de huesos, músculos y nervios. El magnesio tiene la capacidad de reducir los impulsos nerviosos que conducen a los músculos. Esta sal es el remedio bioquímico que alivia los calambres y los dolores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *