La mayoría de las personas piensan que la salud va relacionada con la comida, una vida saludable, una equilibrada dieta y el deporte adecuado, esto es correcto pero también hay una rama importante de la salud a la que no se le presta mucha atención y esta  es el bienestar mental.

Estudios realizados por psicólogos, médicos e universitarios demuestran que una mente sana influye en mayor parte a un cuerpo sano, lo que esto quiere decir que tenemos que enseñar a nuestra  mente a estar en paz, una mente en paz es una mente equilibrada.

La filosofía budista trabaja el bienestar de la mente y gracias a esto se ha demostrado que son mas longevos y felices en el largo de su vida.

Muchos Monjes Budistas se alimentan solo de arroz ,frutas y agua y aun así con esta dieta tan pobre para cualquiera de nosotros, estos monjes no sufren ninguna enfermedad nada mas que la enfermedad de envejecer, con esto no quiero decir que cultivando la mente no llegaremos nunca a estar enfermos eso desgraciadamente no es posible, pero si quiero decir que cultivando una mente equilibrada nos llevara a mantener una vida equilibrada y luego esto nos conducirá a una alimentación equilibrada  y practicar deporte adecuado, y  estos tres pasos son las claves para huir mayormente de la pequeñas enfermedades y síntomas de la vida cotidiana como ejemplo el estrés . Una vida estresada nos pueda llevar a tener problemas estomacales como diarreas ardores de estomago dolores de cabeza desmayos bajadas y subidas de tensión… etc. con esto quiero decir que la salud mental esta unida con el bienestar del cuerpo.

Mens Sana in corpore sano.

 

Ejercicios mentales.

Uno de los ejercicios mentales mas utilizados por grandes generaciones chinas y budistas es la meditación matinal.

La meditación matinal consiste en levantarse a la salida del sol sentarse en la postura adecuada en el suelo con las condiciones adecuadas de relajación durante 20 minutos y en estos veinte minutos lo único que hay que hacer es concentrase en nada, son veinte minutos para nosotros sin preocupación ni estrés, esto  hará que el cuerpo empiece el día relajado y si lo acompañamos de un desayuno equilibrado en cereales frutas y lácteos con un poco de ejercicio matinal os aseguro que la mañana empezara totalmente diferentes a las mañanas anteriores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *