Cerca de un 30% de la población española tiene algún trastorno de sueño que puede llegar a desencadenar enfermedades psiquiátricas o complicaciones cardiovasculares

Por esta razón, la Sociedad Española de Sueño (SES) ha denunciado que, a pesar de estos datos, en la actualidad existe la necesidad de poner en marcha un plan estratégico nacional, lo que puede acarrear hasta más de un año el diagnóstico y tratamiento de los trastornos de sueño en los centros de salud de nuestro país. “Para los especialistas en trastornos del sueño nos resulta altamente preocupante la gran demora asistencial para el diagnóstico y el tratamiento de estas condiciones ya que, además, la ausencia de un plan de actuación global hace que no exista la posibilidad de reducir y normalizar las abultadas listas de espera de más de un año en muchos de los centros sanitarios”, ha advertido el doctor Joaquín Terán, vicepresidente de la Sociedad Española de Sueño.

Numerosos estudios han demostrado la relación entre los trastornos del sueño no tratados y el desarrollo de enfermedades psiquiátricas o el aumento del riesgo de problemas cardiovasculares. De igual manera, en los niños el diagnóstico precoz de las alteraciones del sueño es fundamental para prevenir el inadecuado desarrollo neurosicológico, alteraciones como el déficit de atención o la aparición de mayor frecuencia de obesidad. Durante los últimos años, la SES, en colaboración con otras sociedades médicas nacionales, han elaborado una serie de documentos para la mejora del diagnostico y tratamiento de los trastornos del sueño en base al mayor nivel de evidencia científica. Al mismo tiempo, también se ha desarrollado un documento de estándares de calidad para las Unidades de Sueño, junto con el Ministerio de Sanidad, y se ha completado un mapa de recursos de Unidades de Sueño en España. Comparada la situación española con la europea, el doctor Terán reconoce que “mientras la Unión Europea se plantea el desarrollo de directivas comunitarias para garantizar la aptitud de los conductores con enfermedades como la apnea de sueño en la conducción de vehículos, en la práctica clínica de nuestro país el acceso al diagnostico y al tratamiento es altamente dificultoso”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *