Los niños están gritando, el jefe está llamando, y como si esto no fuera suficiente, su cónyuge no puede encontrar sus calcetines. De los problemas más graves, como estar sin trabajo o con exceso de trabajo, hasta los más pequeños, usted probablemente está estresado al máximo.

estres-dieta

Problemas de montaje como estos pueden conducirlo a tomar una (o dos) bochas de helado, papas frita, o peor aún, una botella de vino que puede tener a la mano ¡pero no! He aquí una posible solución que se puede encontrar en su plato.

En tiempos de estrés prolongado, el cuerpo pierde sus reservas de vitamina C de las glándulas suprarrenales, por lo que tendrá que reponerlas, pero intente no pensar en el jugo de naranja que consigue en el mercado. Puede intentar con el kiwi (un solo proporciona 79 mg de vitamina C, más de lo que la mujer necesitan todo el día), la berza, la col rizada, mostaza y hojas de nabo, y el pimiento rojo.

Usted también necesitará para avivar su fuego nutricional grandes cantidades de hidratos de carbono complejos. La fibra soluble va a estabilizar el azúcar en la sangre y ayudar a reponer la calma en su vida, mientras aumenta los químicos del cerebro que nos dan sensación de bienestar. Para obtener más carbohidratos complejos en su plato, trate de comer avena, cebada, quinua, panes de trigo entero y cereales, arroz integral, rojo y salvaje (¿por qué no?), y también pasta de trigo integral que lo mantendrán satisfecho por un buen rato.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *