Las micotoxinas son compuestos metabólicos producidos por los hongos como el Aspergillus flavus que pueden contaminar los alimentos que consumimos. Aquí te damos una lista de los productos más comúnmente contaminados.

toxinas

micotoxinas

  1. Maíz. La mayor parte del maíz está contaminado con fumonisinas y otras toxinas de hongos como la aflatoxina, ocratoxina y zearalenona. Las fumonisinas y aflatoxinas poseen conocido efectos cancerígenos, mientras que la zearalenona y ocratoxina causan problemas estrogénicos y relacionados con el riñón.
  2. Trigo. Productos de trigo como el pan, cereales y pastas están a menudo contaminados con micotoxinas. En la pasta, gran parte de las micotoxinas se eliminan cuando el agua hervida se drena.
  3. Cebada. La cebada, que se utiliza en la producción de varios cereales y bebidas alcohólicas, está comúnmente contaminada con micotoxinas, en especial cuando se cosecha en épocas de sequía y de inundaciones.
  4. Azúcar. Cultivos como la caña de azúcar y la remolacha de azúcar pueden estar contaminados con micotoxinas. Los azúcares también sirven de alimento para los hongos. El consumo de azúcar es como darle de comer a cucharadas a los hongos en el cuerpo.
  5. Cacahuates. En 1993, un estudio reveló que el maní albergaba 24 tipos diferentes de hongos que colonizaron incluso después de que los cacahuetes fueron esterilizados.
  6. Bebidas alcohólicas. El alcohol es la micotoxina de la levadura Saccharomyces. Este hongo puede desempeñar un papel significativo en el desarrollo de la arteriosclerosis y diabetes. Ambas enfermedades son provocadas mediante levaduras, de acuerdo a los estudios.
  7. Sorgo. El sorgo se utiliza en una variedad de productos a base de cereales destinados a seres humanos y animales. También se utiliza en la producción de bebidas alcohólicas.

3 comentarios

  1. Erika

    26 Noviembre, 2014 a 2:57

    Wow me sorprende este artículo..hay alimentos que consumo.en cantidad creyendo que son saludables como la remolacha, el maíz, el maní y la cebada…excelente blog…Felicidades..Gracias

  2. Gloria

    26 Noviembre, 2014 a 23:25

    Concuerdo totalmente contigo Erika,es increible cuanta desinformacion padecemos respecto a muchoa alimentos que consumimos habitualmente considerandolos muy buenos para nuestro organismo,siendo que no es asi,es una desilucion frustrante.

  3. maria luisa burgueño

    28 Noviembre, 2014 a 9:16

    Entonces que se supone que hay que hacer, no comerlo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *