Constituyen un importante riesgo de gravedad en su evolución. Si usted sospecha que alguien de su entorno puede padecerlo, consulte a su médico. Le indicá los procedimientos a seguir.

 

La anorexia nerviosa (AN) es la pérdida significativa de peso a través de la exclusión de la dieta de alimentos que se cree que engordan y uno o más de los síntomas siguientes.

Signos de alarma. Si usted conoce a una persona de quien sospecha que puede ser víctima de este trastorno, fíjese en un adelgazamiento excesivo, trastornos de la menstruación, práctica de múltiples actividades para adelgazar, toma excesiva de diuréticos y laxantes, vómitos, historia familiar con trastornos obsesivo compulsivos.

 

La bulimia nerviosa (BN) es una obsesión por la comida en la que aparecen deseos irresistibles de comer. La persona sucumbe dándose atracones que intenta compensar mediante conductas como el

ayuno, el vómito provocado, el abuso de laxantes, diuréticos o el ejercicio excesivo.

Signos de alarma. Si la persona presenta comportamientos como edemas en la cara, manos y  pies, erosión en esmalte dental, vómitos, ansiedad, tristeza, práctica obsesiva de ejercicio, antecedentes familiares de depresión, etc…

Puede suceder que se presenten solamente algunos de los síntomas, lo cual se denomina Trastorno de la conducta alimentaria (TCA) no especificado. En estos casos hay que mantener una vigilancia discreta sin ser alarmista.

alimenticio

Grupos de riesgo

  • Preadolescentes y adolescentes del sexo femenino.
  • Trabajos en los que la imagen es importante: bailarinas, gimnastas, modelos…
  • Homosexualidad en varones
  • Problemas médicos crónicos que afectan a la imagen como diabetes u obesidad.
  • Antecedentes familiares de obesidad y TCA
  • Conflictividad familiar o acontecimientos vitales estresantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *