La esperanza de vida de las personas europeas continúa alargándose con el paso de los años, de acuerdo a los datos del último análisis de tendencias realizado por la Escuela de Higiene y Medicina Tropical en Londres, y que recoge datos de los últimos 40 años.

111

Los resultados, presentados en la “International Journal of Epidemiology”, reflejan un claro contraste con el aumento de la obesidad, uno de los factores de riesgo característicos en Europa y buena parte del mundo durante estos últimos años. No obstante, pese a factores negativos de salud como este, los europeos alargan sus años de vida.

Para David Leon, especialista en salud de la escuela británica, “la mayor parte de países del viejo continente avanzan correctamente en los últimos 5 años, en cuanto a materia de salud se refiere”, pese a que se mantiene una diferenciación entre Oriente y Occidente.

Un dato curioso es el de Estados Unidos, país en el que el gasto por ciudadano en materia de salud es más elevado que en cualquier otro estado europeo, y no obstante, su nivel de atención sanitaria está a la par de Portugal o Dinamarca, dos de los estados que presentan peores resultados a nivel de continente.

Es fácil deducir que el PIB de un estado y su gasto en materia sanitaria no son buenos índices de la salud colectiva del mismo.

Leon destaca que a nivel europeo existe un claro contraste entre el oeste y el este, puesto que los países pertenecientes a este último bloque tratan de avanzar para alcanzar las altas cifras de esperanza de vida que registran países como España, Francia o Suecia, tres ejemplos típicos del viejo continente.

Mientras, en estados como el de Rusia el aumento de la esperanza de vida se debe al menor consumo de alcohol, especialmente en hombres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *