Es un defecto posiblemente genético que ocasiona la producción de altos niveles de anticuerpos e inmunoglobulinas causando graves infecciones cutáneas y pulmonares, al igual que eccema. El síndrome de hiperinmunoglobulina E es también conocido como el síndrome de Job, las personas afectadas presentan infecciones cutáneas crónicas graves. Es una enfermedad extremadamente rara y su causa es desconocida. Sin embargo, se cree que el Estafilococo dorado es el desencadenante más común de las infecciones relacionadas con la enfermedad. Otros desencadenantes comunes abarcan el Estreptococos pneumoniae, el Haemophilus influenzae, la Cándida albicans y el virus del Herpes.

Estafilococo-dorado

Este síndrome, en la mayoría de los casos, se hereda de manera dominante, lo que quiere decir que se puede presentar en familias con una alta frecuencia.

Sus principales síntomas son abscesos e infección persistente de la piel, presencia recurrente de pus en los senos paranasales, eccema, defectos óseos y dentales, incluyendo fracturas y muda tardía de los dientes del bebé.

No hay curación conocida para esta enfermedad, pero el objetivo del tratamiento es el control de las infecciones recurrentes. Se administra el tratamiento antibiótico de las infecciones con el antibiótico específico para el organismo causante y, cuando se considera apropiado, se prescriben también agentes antimicóticos y antivirales, algunas veces se requiere drenaje quirúrgico de los abscesos.
La gammaglobulina IV puede ayudar a fortalecer el sistema inmune temporalmente cuando hay infecciones serias.

No existe una forma de prevención comprobada, aunque una buena higiene general puede ayudar. Algunos médicos pueden recomendar el uso de antibióticos profilácticos en individuos que presenten muchas infecciones, en especial con el Estafilococo dorado; lo cual no cambia el trastorno subyacente, sino más bien sus consecuencias. Antes cualquier síntomas característico de este trastorno, se recomienda la visita inmediata al médico especialista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *