El síndrome de la fase de sueño retrasado es un trastorno del sueño bastante frecuente en los adolescentes. Esta afección altera el ritmo circadiano del sueño provocando cambios físicos en el cuerpo como la temperatura, ciertas hormonas y el ritmo biológica de diversas funciones corporales.

Los síntomas del síndrome de la fase de sueño retrasado son:

– personas que recién pueden dormir después de la medianoche

-cuesta despertarse temprano a la mañana

-bajo rendimiento escolar o laboral durante las mañanas

-favorecer el desarrollo de algunas patologías psiquiátricas

-problemas emocionales como la depresión

-cansancio y menor capacidad de concentración

 

 

Muchas personas creen que los adolescentes se acuestan tarde solo por gusto y luego por las mañanas les cuesta levantarse pero este comportamiento en gran cantidad de ellos se produce por una necesidad física.

Los patrones de sueño se suelen recuperar o normalizar en la adultez en la mayoría de los individuos aunque el alguno percibe esta alteración del sueño.

Hay varios tratamientos para corregir esta afección del sueño como tomar un suplemento de melatonina o vitamina B12, fototerapia entre otros.

Pero es importante que el médico determine cuál es el mejor tratamiento para cada paciente con el síndrome de fase sueño retrasado.

Durante la adolescencia este ritmo puede perjudicar en el desempeño escolar por lo que es relevante consultar a un profesional si se tienen los síntomas descriptos anteriormente.

Los problemas de sueño perjudican y alteran la calidad de vida de las personas por lo que deben ser tratados como una afección de salud a resolver.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *