Hacia la recta final de embarazo, se produce una reacción que provoca cierta ansiedad y deseo de tener todo preparado para el nuevo bebé que llega al hogar tenga todas sus cositas listas.

Esta reacción que se produce, es llamado como síndrome del nido.

 ¿Cuando aparece el síndrome ?

 

Hacia los últimos meses de embarazo, la mujer se encuentra más pesada y agotada, sin embargo, esta actitud se contradice con la reacción que le sucede. Saca fuerzas y a pesar de su estado físico y emocional, la propia naturaleza, le hace arreglar todo para que esté perfecto.

 

Causas de su aparición

 

Esta es una prueba que pone en funcionamiento el organismo para que nada se abandone, es decir, se encuentre en forma el cuerpo y preparado ante el parto. Esto se podría analizar desde el punto de vista físico.

Desde el emocional, es una forma de evadirse por parte de la embarazada. Es como alejar por un momento el miedo y la incertidumbre ante el parto, como una forma de distracción mental.

 

¿Quién lo padece?

 

Esto no se da igual en todas las futuras madres. Tampoco quiere decir que aquellas que lo sufren  en menor medida, tengan menos ilusión ante la llegada del bebé.

Generalmente lo sufren las madres más nerviosas e inquietas y en menor medida las tranquilas y relajadas. Un consejo para aquellas que les ocurre este síndrome, es realizar actividades dentro de lo posible (gimnasia, caminar, cocinar, organizar la habitación del bebé…) cualquier cosa con la que se sienta entretenimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *