El Síndrome urémico hemolítico es una afección clínica que se contrae por consumir carne mal cocida y contaminada con una cepa de la bacteria escherichia coli. Los síntomas más significativos de esta enfermedad son: insuficiencia renal aguda, trombocitopenia,  anemia hemolítica, diarrea, vómitos, palidez, disminución de la cantidad de orina, esto último puede ocurrir por deshidratación a consecuencia de la diarrea o porque existe una afectación del riñón, producto de la misma enfermedad.

SUH

Este síndrome afecta principalmente a niños entre el 2º semestre de vida y los 3 años, pudiendo causar la muerte o dejar secuelas para toda la vida como influencia renal crónica, hipertensión arterial y alteraciones neurológicas.

Teniendo en cuenta que la bacteria escherichia coli se encuentra en el intestino del hombre y de los animales, principalmente ganado vacuno, se recomienda como forma efectiva de prevención: una correcta cocción de la carne, especialmente si es picada, ya que a los 70 grados centígrados la bacteria muere; utilizar diferentes cuchillos para cortar la carne cruda y la cocida para no arrastrar bacterias de una a otra; evitar el contacto de las carnes crudas con otros alimentos; controlar el uso de leche y derivados lácteos correctamente pasteurizados y conservar la cadena de frío; tener en cuenta cómo se disponen dentro de la heladera.

Si bien la carne vacuna resulta la principal fuente de contagio, el consumo de lácteos y jugos de fruta no pasteurizados o de verduras y agua contaminada (que hayan estado en contacto con las heces de los animales), también puede desencadenar la enfermedad, es por esto que es importante también lavar cuidadosamente frutas y verduras. Consumir agua potable y ante la duda, hervirla. Excluir los alimentos sospechosos y rastrear sus orígenes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *