La primavera se va acercando y como siempre surgirán nuevos casos de alergias, muy típicos en esta estación. Varios son los síntomas con que se puede manifestar un episodio alérgico, y si sigues leyendo descubrirás los mejores trucos para todos y cada uno de ellos.

Mucosidad y/o congestión nasal

En este caso lo más probable es que la alergia esté afectando a las vías respiratorias, incrementando el malestar a la hora de respirar. Mejora tu situación preparando un jarabe de aceite de hinojo, gran expectorante natural, y no te olvides del gran poder que brinda la cebolla, posiblemente el mejor alimento a la hora de proteger nariz, boca y laringe.

Picor y enrojecimiento en los ojos

Síntomas muy molestos, ya que suelen venir acompañados de estornudos y mucosidad. Prepara y toma una tisana de eufrasia (una cucharada de las hojas secas por vaso de agua), que además de mejorar estos síntomas, también ayuda cuando existe dolor de oídos.

Respiración dificultosa

En este caso necesitarás alimentos que estimulen al organismo a respirar. Nada más sencillo que una infusión de té verde, de manzanilla o de ortiga para que tu sistema respiratorio actúe mejor.

Defensas bajas

¿Las fuerzas te han dejado tras una alergia? Si así ha sido, necesitas incluir pescado azul y alimentos ricos en vitamina A y E, reforzadores del organismo y que protegen distintos órganos. Para ello, incluye en tu carro de compra calabacín, aceite de oliva, grosellas, huevos, aceitunas o almendras, entre otros.

Inflamación de piel

Si un episodio alérgico te ha afectado la piel, una infusión de menta es un muy buen remedio para aliviar el incómodo picor y el posible enrojecimiento.

Asma

La mayoría de pescados azules, en especial el atún fresco, forman una barrera natural frente a los episodios de asma, dado que su contenido en magnesio relaja los bronquios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *