El esófago es un órgano del sistema digestivo que se encarga de que los alimentos que se comen o no suban nuevamente hacia la boca y vayan hacia el estómago.

La esofagitis es una patología que se caracteriza por un problema en la válvula que lo separa del estómago y como consecuencia los jugos gástricos suben y generan alteraciones en el cuerpo.

esofagitis

Los síntomas de la esofagitis son:

-ardor que sube desde el estómago hacia la garganta

-dolor o hinchazón abdominal

-subida de los jugos gástricos que producen sensación de náuseas y vómitos

-tos

-flatulencias

-problemas para tragar

-problemas dentales

-ulceras sangrantes

-reducción del apetito

 

Algunas de las causas de la esofagitis son:

-estrés

-alergias

-infecciones

-uso de ciertos medicamentos

 

Los factores de riesgo de la esofagitis son:

-embarazo

-hernia de hiato

-fumar

-obesidad

Dependiendo la gravedad de los síntomas se determinara el tratamiento ya sea con medicación o un procedimiento quirúrgico.

Es conveniente consultar al médico cuando se tienen los síntomas enumerados anteriormente en forma regular ya que es indicador de una afección digestiva.

Esta patología es más frecuente en personas adultas y no en niños. Para poder mejorar la salud del esófago se debe dejar de fumar, una dieta adecuada y alimentos que generen alergias alimenticias. De esta manera el tratamiento médico será más efectivo.

Esta afección si no se trata correctamente puede generar complicaciones más graves en la salud por lo que es importante seguir las recomendaciones médicas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *