Relajarse antes de ir a dormir, parece algo fácil, pero que desgraciadamente no es tan evidente. Sobre todo cuando nuestra rutina diaria está sembrada de momentos fuertes de estrés. Una buena idea puede ser la de iniciarse en ciertos métodos para aprender a relajarse en el momento de meterse en la cama.

JUPITERIMAGES-02309088carre

El yoga: en algún otro momento hemos hablado de él, como método para eliminar el estrés y mantener la flexibilidad corporal. Pues bien, esta actividad también se recomienda en caso de insomnio. Puesto que existen diferentes yogas, el que nos interesa con más razón es el Hatha yoga, que tiene por objetivo la relajación a través de una serie de ejercicios de respiración.

Con estos cursos se puede aprender a respirar con el vientre, a vaciar el espíritu, y a relajar los miembros, gracias a una serie de posturas de stretching. Se puede constatar con rapidez que el nivel de relajación en el que os sumergís está cerca del momento justo anterior al sueño.

Pero, para aprender a dominar la técnica, es necesario acudir a un mínimo de clases a la semana. Luego serán necesarios unos minutos de práctica, en el momento de acostaros, para caer entregados en los brazos de Morfeo.

La sofrología: Más espiritual que el yoga, esta disciplina se define como el estudio de la conciencia humana. Lo que significa simplemente que busca el refuerzo de la parte mental, con el fin de hacer frente a las situaciones cotidianas difíciles, como el estrés laboral, una de las primeras causas de insomnio.

De esta forma, durante una sesión de sofrología, os enseñan varios métodos de relajación, principalmente enfocados a la visualización. Concretamente, tras haber relajado al paciente, con una serie de ejercicios de respiración, con una voz monocorde y calmante, se entra en un estado de casi sueño, y se pide que se visualicen ciertas escenas relajantes.

En el momento de iros a la cama, se deben tomar algunos minutos para reproducir estos ejercicios, que garantizan un sueño sereno y profundo.

1 comentario

  1. federico gomez

    7 Febrero, 2011 a 18:35

    hola soy un abuelo de 71 años y muy afortunado, mi nieta me ha regalado la semana pasada la almohada tai che llevaba seis meses sin dormir por problemas de salud, ni los medicamentos, ni nada me hacian efecto, sin embargo este maravilloso regalo me ha hecho muy feliz y por fin en muchos años ha logrado que no tenga ganas de morirme, no se si es el Cuarzo que lleva o las semillas, pero si puedo ayudar a alguien a poder dormir con ello, y que no tenga que esperar a dormir tantos años como yo. Saludos

    el abuelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *