A mucha gente le ha pasado que, en un determinado viaje, se ha visto obligada a coger el avión, el barco o el autobús, y se ha sentido indispuesta durante el trayecto. Más concretamente, se calcula que entre 3 y 4 de cada 10 personas se marean habitualmente en estos tipos de transportes, muy especialmente durante las vacaciones.

img_0764

Es lo que se conoce como “mareo cinético” y que como indica su nombre, se debe a una desigualdad de movimiento que produce el medio de transporte y a la que nuestro cuerpo no está acostumbrado, provocando esa molesta sensación. En la mayoría de casos, los síntomas de estos mareos son:

  • Sensación de vértigo y de falta de orientación.
  • Malestar digestivo.
  • Sudor frío
  • Palidez
  • Vómitos y náuseas

Si nos vemos forzados a viajar en un medio de transporte en el que no hemos tenido muy buena experiencia, siempre podemos recurrir a los típicos fármacos anti-mareo, pero, ¿no resultan siempre mejor las soluciones naturales? Atento a las que siguen:

· Antes de emprender el viaje:

  1. Evitar alimentos pesados o indigestos antes del viaje. Como pueden ser la bollería, frutos secos, grandes “comilonas”, etc.
  2. No emprender el viaje con el estómago vacío. Lo ideal es algo ligero como puede ser una taza de leche con cereales o bien un yogur natural.
  3. No beber café ni alcohol antes del viaje (ni durante).

· Una vez en el trayecto:

  1. Tener siempre a mano un poco de raíz de jengibre fresco o confitado. En realidad también se puede tomar antes del viaje y así resulta más recomendable, pero en caso de no ser posible, cuidaremos de llevar encima un poco de raíz de esta planta, que simplemente chuparemos cuando notemos el mareo.
  2. Tomar tortitas de arroz. Al ser un elemento rico en hidratos de carbono, las tortitas de arroz ayudan a estabilizar el estómago y a evitar la molesta sensación de estómago revuelto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *