Los expertos han mostrado el efecto positivo que produce el sentido del humor y la ironía para hacer frente no sólo a situaciones cotidianas sino también a momentos de dificultad en los que una sonrisa puede ser el talismán de la esperanza. La sonrisa es un tratamiento terapéutico esencial para luchar contra el dolor que produce la enfermedad a cualquier edad también en los niños.

sana-sonrisa-370

De hecho, muchos niños más allá de poder vivir la infancia como un periodo inolvidable de su vida tienen que pasar parte de su tiempo en el hospital para hacer frente al tratamiento médico adecuado. Por este motivo, en diferentes unidades de pediatría de hospitales de todo el mundo crecen los payasos de hospital. Es decir, personas que de forma solidaria pretenden que los niños puedan seguir siendo niños más allá de la pared de un hospital.

La labor de los payasos de hospital ofrece un bienestar emocional a los más pequeños de la casa, por eso, este beneficio emocional es muy positivo también para el niño que se enfrenta a la enfermedad de forma más esperanzadora y con fuerza. De hecho, a la hora de superar una enfermedad como el cáncer no sólo influyen aspectos biológicos sino que los estudios de inteligencia emocional muestran que el modo en que un paciente afronta el tratamiento médico ocupa un espacio esencial en la clave del éxito de la curación definitiva.

La labor de los payasos de un hospital también debe invitar a la sociedad a la realización de alguna actividad de voluntariado destinada a la ayuda social y a la mejora de nuestro entorno puesto que una actividad de voluntariado también produce un enorme beneficio en aquel que lo practica. Una actividad de voluntariado reduce los efectos del egoísmo y de la soledad, además, también nos permite relativizarnos a nosotros mismos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *