Se conoce que adelgazar es más difícil con el paso de los años, pero ahora, según los expertos en nutrición, una dosis diaria de té verde chino puede ser de ayuda para quitarse los temidos kilos de más en las personas de mediana edad.

El cuerpo posee dos tipos de grasa, llamadas grasa parda y grasa amarilla. La grasa parda se encuentra junto al esqueleto y la grasa amarilla se acumula en las áreas “grasas” e incrementa a medida que aumentamos de peso. Los adipocitos que contienen grasa parda tienen un metabolismo activo y pueden quemar la grasa amarilla cuando se empieza a perder peso. Esta actividad produce calor y se conoce como termogénesis. El té verde contiene un grupo de componentes llamados metilxantinas, que se cree que aumentan la actividad metabólica de la grasa parda y ayudan a quemar la grasa amarilla más rápidamente.

El té verde también contiene varios componentes con efectos potencialmente beneficiosos en ciertos problemas de salud como las inflamaciones del sistema respiratorio. El té verde es además un antioxidante muy importante que contiene dos compuestos antioxidantes potentes, los polifenoles y el ácido gálico. Ambos proporcionan una protección importante frente a los radicales libres, especialmente frente a los que dañan los ácidos grasos.

Té verde Latín: Camellia Sinensis

– Tanto el té verde como el té negro derivan de la misma planta (Camellia sinensis). El té verde se produce cociendo ligeramente al vapor las hojas recién cortadas, mientras que las hojas de té negro se dejan fermentar.

– El suave proceso de fabricación que se utiliza para la producción de té verde asegura que sus ingredientes esenciales permanezcan intactos. Los polifenoles, que tienen acciones terapéuticas destacables, se destruyen en la producción de té negro.

– El té verde es muy rico en polifenoles que tienen potentes propiedades antioxidantes y anticancerígenas.

Precauciones: Evitar su consumo, si existe sensibilidad a la cafeína.

ADVERTENCIA: Aunque no se ha hallado ninguna indicación en la literatura revisada, se recomienda restringir su uso durante el embarazo a menos que lo prescribe un especialista.

Como suplemento a la alimentación:  500–1.500 mg al día

1 comentario

  1. Euxenia

    6 marzo, 2011 a 20:29

    sin duda el té verde tiene propiedades adelgazantes. mi pregunta es si encapsulado tiene el mismo efecto que tomado?

    saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *