El virólogo Dr. Dean Jones de la Universidad de Emory, en los Estados Unidos, se dio cuenta de que un compuesto antioxidante natural, el glutatión, podía ayudar a proteger frente al virus de la gripe al ser aplicado directamente en la boca o en la garganta. El glutatión, conocido porque protege a los pulmones frente a los efectos devastadores de los agentes contaminantes, está presente de forma natural en la nariz

f_76126514-12c8775a

y en las vías respiratorias y también se encuentra en las verduras frescas, en los huevos y en la carne. En experimentos realizados con ratones, tras la infección con una estirpe del virus de la gripe humana adaptada, los ratones que bebieron agua que contenía glutatión mostraron una significativa disminución en la infección viral comparado con los animales en cuya agua no se había puesto glutatión. Los científicos creen que tomando glutatión de forma oral o suministrado inhalándolo mediante un spray se podría dar protección frente a la infección en lugares multitudinarios como autobuses o metros durante varias horas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *