Una vez que se ha decidido que suplemento herbario se va a administrar, debemos conocer una serie de pautas para intensificar sus efectos beneficiosos. En la mayoría de circunstancias, especialmente si se están administrando dosis elevadas, será recomendable repartir la dosis total en varias tomas a lo largo del día.

suplementosherna

Asimismo, con el fin de obtener el mayor beneficio posible de cada suplemento herbario, será útil suministrarlo en el momento más oportuno del día:

  • Al levantarse: Hierbas diuréticas, laxantes, hipotensoras, detoxificadoras, antiinflamatorias, nutritivas, sedantes y tónicas en general.
  • Separadas de las comidas (dos horas antes o después de las comidas): Hierbas tónicas (del sistema cardiovascular, nervioso, inmunológico, etc.), antimicrobianas, antiparasitarias, antiartríticas, antitusígenas, antipiréticas, detoxificadoras, analgésicas, antioxidantes y protectoras (celulares, hepáticas, neurológicas, etc.).
  • Antes de las comidas (de 10 a 15 minutos antes): Hierbas digestivas (estimulantes), reconstituyentes, tónicas hepatobiliares, nutritivas y antiulcerosas.
  • Después de las comidas: Hierbas digestivas (relajantes), antifermentativas, entiespasmódicas y “refrescantes” (ricas en clorofila).
  • Antes de acostarse: Hierbas sedantes, relajantes, laxantes, antitusígenas, antiartríticas y protectoras cardiovasculares.

Estas sugerencias tan sólo son aproximaciones generales y en cada persona se deberá individualizar, dependiendo de la acción de la planta que se desee potenciar según las necesidades específicas de cada uno.

Por ejemplo, en el caso del dong quai se obtendrá una más eficaz acción antialérgica si se suministra justo antes de las comidas (en el caso de alergias alimentarias) y en cambio se potencia su acción tónica vascular y fitoestrogénica si se ingiere separado de las comidas.

A su vez, los tiempos y modalidades de administración en fitoterapia se deberán adaptar a las necesidades de cada persona.

Existen distintos tipos de modalidades de ingesta: ocasional (p.e. época de exámenes), puntual (p.e. proceso gripal), periódica (p.e. dismenorrea), estacional (p.e. «depuración» o alergias estacionales) y continua (p.e. hipertensión arterial).

La administración podrá a su vez ser simple (individual), compleja (combinados) o secuencial. Se deberá tener en cuenta la complementariedad de los distintos remedios, aprovechando su efecto sinérgico y estudiar si lo más conveniente es administrarlos en forma individual, combinados o alternándolos siguiendo un orden terapéutico.

Por ejemplo, la administración conjunta de cardo mariano y diente de león tendrá un efecto sinérgico como depuradores del hígado, esto es, se potenciarán mutuamente y se conseguirá un efecto más eficaz que administrados de forma individual.

Asimismo, se deberá saber que en el caso de ciertas hierbas como la equinácea su uso durante períodos prolongados parece disminuir su eficacia, por lo que convendrá realizar períodos de descanso y/o alternarla con otras hierbas de efectos inmunoestimuladores similares (p.e. hoja de olivo, uña de gato, etc.).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *