Durante mucho tiempo, los médicos y expertos en deporte creyeron que las fuentes animales de proteínas, como los huevos, la cuajada desnatada y la carne de vacuno, eran las mejores para desarrollar la musculatura. Sin embargo, hoy sabemos que las fuentes de nutrición vegetales, como las procedentes de cereales y legumbres, cubren estas necesidades sin problemas y además aportan muchas ventajas saludables. Eso también hace que sean perfectas para deportistas y veganos.
Por ejemplo, científicos de la Universidad de Massachusetts han descubierto que las proteínas de guisante pueden sustituir por completo a los filetes de ternera como fuente de proteínas. Además, sus investigaciones demuestran que cada ingesta de proteínas ayuda a desarrollar la musculatura. En este sentido, el consumo de proteínas vegetales presenta claras ventajas para la salud: se considera que tienen más calidad, incluyen más ácidos grasos no saturados saludables, se digieren con más facilidad y, por tanto, se ingieren menos grasas perjudiciales, calorías y colesterol que con los alimentos de origen animal. Por otra parte, las proteínas vegetales contienen muy poca (o incluso ninguna) purina, es decir, ácido úrico. Un exceso de este compuesto puede provocar acidosis e inflamaciones articulares, como el típico ataque de gota.
La mejor prueba viviente del efecto de las proteínas vegetales es el atleta de fuerza Patrik Baboumian: sigue una dieta puramente vegana, por lo que sólo come proteínas vegetales, y es uno de los hombres más fuertes de Alemania.

¿Por qué las necesitamos?

Si hacemos entrenamiento con pesas o un deporte de resistencia, los músculos estimulan al cuerpo a desplegar más energía y tejido muscular. Esto procede en gran parte de las proteínas, y como eso es precisamente lo que necesita el cuerpo, tenemos que asimilar la cantidad suficiente con nuestra alimentación. Es la única manera en que se pueden desarrollar nuevas fibras musculares: el entrenamiento por sí solo no basta para que crezcan. Por esa razón, las personas que practican deporte y que realizan trabajos pesados necesitan una gran cantidad de proteínas. Si, por el contrario, el cuerpo no recibe suficientes proteínas después de moverse, puede recurrir a la musculatura existente para cubrir su necesidad, lo que reduce los músculos en lugar de desarrollarlos.
Lo que está claro es que sin proteínas no podríamos vivir; por eso se dice que son la materia prima de la vida. Están compuestas por aminoácidos, y son responsables de nuestro metabolismo, es decir, del trans-porte y del almacenamiento de nutrientes y minerales, hidratos de carbono, agua y grasas. Dependiendo de su función, diferenciamos entre proteínas estructurales, inmunológicas o enzimáticas.

 

Los expertos recomiendan a los deportistas un consumo de entre 1,2 y 2,0 gramos de proteínas diarios por kilo

NUESTRO CONSEJO
Los deportistas de alto rendimiento suelen recurrir a las proteínas de arroz (80% de proteína) y de altramuz. Especial atención a las proteínas de almendra o sésamo también están repletas de nutrientes, y desprenden un estupendo aroma cuando se preparan.

La Sociedad Alemana de Nutrición recomienda a los adultos consumir 0,8 g de proteínas al día por cada kg de peso corporal. Sin embargo, se ha publicado una nueva versión con unos valores de referencia superiores, ya que esta información está dirigida a aquellas personas que se mueven poco. Los expertos en entrenamiento físico recomiendan a los deportistas un consumo mucho mayor, entre 1,2 y 2,0 g de proteínas por kilo de peso corporal cada día y en función del esfuerzo realizado; es decir, para un peso de 70 kg, entre 84 y 140 g diarios de proteínas.


Uso saludable y eficaz Los deportistas y las personas preocupadas por su salud suelen disfrutar de sabrosos batidos, zumos saludables, leche o yogures y mueslis nutritivos. Todos estos alimentos se pueden enriquecer con proteínas vegetales en polvo rápida y fácilmente, y según el gusto de cada uno. Las proteínas de guisante en polvo (80% de proteína) y las proteínas de cáñamo también son perfectas para veganos. Además, contienen los ocho aminoácidos esenciales y hierro natural. Por otro lado, los nutrientes que incluyen (manganeso, ácido fálico y magnesio, entre otros) ayudan al organismo a mantenerse sano. El hierro que contienen contribuye a normalizar el funcionamiento del sistema inmune, es decir, favorece la capacidad de cuerpo para defenderse contra los agentes patógenos. Asimismo, ayuda a producir la hemoglobina adecuada y, con ello, garantiza que haya suficiente transporte de oxígeno en el cuerpo. Esto previene las bajadas de rendimiento, el cansancio y el agotamiento causado por la anemia.
Este tipo de suplemento dietético con proteínas vegetales en polvo también es un complemento rápido y eficaz para los veganos, ya que les aporta más salud, rendimiento y bienestar.

DEJA TU COMENTARIO Y VALORACION

Please enter your comment!

Please enter your name here