Se va acercando final de año, y con ello mucha gente estará pensando en pasar revista y empezar 2014 con miles de propósitos, de los cuales no cumplirá ninguno o casi ninguno.

vi_79224_1732434_89485

Uno de los objetivos más típicos suele ser el de “adelgazar y lucir buen tipo”. Hoy, desde este espacio te vamos a contar un elemento fundamental que no debes obviar para perder peso de forma correcta, y que se trata simplemente de la última comida del día: la cena.

Antes que nada, recordar que la cena es obligatoria para todo el mundo, independientemente de su estado de salud y de sus objetivos. Es cierto que no tiene la importancia del desayuno o la comida, pero al fin y al cabo es una toma de alimento más.

El primer consejo que debemos seguir es el de realizar una cena ligera. Una vez más, tanto si estamos a dieta como si no, esa premisa se debe cumplir siempre. Después de las 18h o 19h., tu cuerpo no necesita demasiadas calorías, pues la próxima actividad que va a realizar, el preciado dormir, apenas consume energía. Dependiendo de nuestro peso y características, nos pueden bastar entre 250 y 400 calorías para cenar.

Lo ideal es cenar al menos dos horas antes de acostarse, para dar tiempo al metabolismo a realizar su función base, ya que le cuesta más digerir y quemar los alimentos durante ese horario. Si quieres ver la TV o acabar alguna tarea, hazlo después de la cena si te es posible.

¿Qué alimentos son los mejores? A esas horas bajas del día, toman prioridad las proteínas, reduciendo el consumo de hidratos de carbono al mínimo (recordemos que el metabolismo tiende a “transformarlos” en grasa durante la noche) y controlando las grasas, como siempre.

En tu cena no deben faltar vegetales, fruta, pescado fresco, carne magra, queso desnatado y huevos, entre otros alimentos bajos en carbohidratos y grasas. Si tiendes a quedarte con hambre, un buen truco es aliarte con los alimentos saciantes y bajos en kcal, como puede ser una buena ensalada.

Recuerda que lo que tomes o dejes de tomar en tu última comida del día jugará a tu favor o bien en tu contra en tu batalla para perder kilos. Después de leer este artículo no tienes excusa para que no sea de la primera forma.

5 comentarios

  1. Veronica Palacios

    29 diciembre, 2013 a 1:20

    Válgame que me he privado de cenar por culpa de una dieta de moda… al final amanecía con un apetito descomunal que me era imposible evitar comer mas y mas calorías. Resultado final, una dieta más para el olvido.
    Por eso les recomiendo dudar de esas dietas privativas que solo aturden nuestro metabolismo.
    Un Beso y felicitaciones por su artículo.

  2. Verdiales

    29 diciembre, 2013 a 15:24

    Verónica, todas las dietas tienen un tiempo de adaptación y yo pienso que hay que empezar poco a poco y no hacerlas de golpe. El trauma alimenticio puede ser fastal para el buen resultado de la dieta.

  3. clara elena

    29 diciembre, 2013 a 20:43

    Muy bueno el articulo, a todos nos hace falta una guia para saber lo que podemos comer en la cena, y sobre todo la cantidad de calorias. Muchas gracias por los articulos apendemos mucho con ellos.

  4. Nancy Ortiz

    30 diciembre, 2013 a 14:33

    Me encanta el comentario, para ser mas responsable con sigo mismo,
    me encanta ver el blog de farmacia

  5. Pep

    31 diciembre, 2013 a 9:41

    Esta cena tomare todo lo que se me apetezca y punto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *