Hay que ser conscientes de que trabajar muchas horas nos puede repercutir en nuestra salud y hay que intentar encontrar un buen equilibrio entre trabajo y tiempo libre. Un estudio más nos afirma que trabajar muchas horas implica mayor riesgo de tener enfermedades cardiacas.

Según los datos de un reciente estudio dado a conocer en Gran Bretaña, las personas que trabajan muchas horas, más de 11, también presentarían unriesgo significativamente mayor de enfermedad cardiaca.

Según este trabajo, el exceso de horas de trabajo incrementarían hasta en un 67 por ciento el riesgo de trastorno coronario, en comparación con quienes cumplen un horario habitual, de entre 7 y 8 horas por día.

Los investigadores dijeron, sin embargo, que “aún no estaba claro si trabajar muchas horas era un factor en sí para contribuir al riesgo cardiaco, aunque sí actuaba como favorecedor de otros que podrían dañar al corazón, como son los hábitos en la alimentación, el sedentarismo y la depresión”.

El trabajo contó con unos 7.100 trabajadores británicos a quienes se les hizo un seguimiento durante 11 años y sus resultados fueron publicados en la última edición de Annals of Internal Medicine.

Mika Kivimaki, de la Universidad de College London y líder del estudio, dijo al respecto  que “trabajar mucho está asociado con un incremento significativo del riesgo de enfermedad cardiaca“.

Recordemos que las enfermedades cardiovasculares se encuentran entre las principales causas de de muerte en el mundo: de hecho, según datos de la OMS, 17,1 millones de personas mueren por este motivo al año.

Lo cierto es que los hallazgos de este último estudio británico también vienen a respaldar otros anteriores que ya alertaban sobre la relación existente entre el exceso de horas trabajadas y mayor riesgo cardiovascular.

“La gente que trabaja muchas horas debería tener un especial cuidado en seguir dietas sanas, hacer ejercicio suficiente y mantener dentro de los límites saludables la tensión arterial, los niveles de colesterol y el azúcar“, finalizó Kivinaki, y en relación también con las medidas generales de cuidado del corazón que todos deberíamos respetar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *