Un sueño de mala calidad podría socavar los esfuerzos de los niños con diabetes tipo 1 cuando se trata de controlar los niveles de azúcar en sangre, según advierte un nuevo estudio.

trastorno-sueno-diabetes
En el estudio, los investigadores hicieron un seguimiento de los patrones de sueño de 50 niños con diabetes tipo 1 entre las edades de 10 y 16 años. Comparados con niños de edades similares, los niños con diabetes mostraron pasar más cantidad de tiempo en la etapa de sueño liviano.

Además, experimentar esta forma de déficit del sueño se vio asociado a un desempeño escolar más pobre como así también un nivel de azúcar en sangre más elevado.

A pesar de seguir las recomendaciones para la buena salud, muchos jóvenes con diabetes tipo 1 tienen dificultad para mantener controlada su azúcar en sangre.
En este estudio se halló que esto puede deberse a anormalidades en el sueño, como somnolencia durante el día, un sueño más liviano y apnea de sueño. Todo esto hace más difícil tener un buen control sobre el azúcar en sangre.

Los autores del estudio también hallaron que cerca de uno cada tres niños con diabetes tipo 1 tienen apnea del sueño, más allá del peso corporal que presenten. Lo que es más, aquellos con apnea de sueño también tienen niveles de azúcar en sangre más elevados.

Los investigadores notaron que la apnea de sueño es una condición que había sido previamente asociada con la diabetes tipo 2. Los hallazgos entre estos participantes del estudio podrían significar que también es un problema entre los pacientes diabéticos más jóvenes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *