Hay muchos factores que pueden influir negativamente en el proceso del aprendizaje, y ellos responden a numerosas causas. Si bien es común que maestros y profesores discutan sobre los “problemas emocionales” de sus alumnos, no es común que sepan exactamente de qué están hablando, al punto de definir ese estado con palabras precisas.

Se denominan “problemas emocionales serios” a la situación donde: un impedimento en el proceso del aprendizaje que no responda a factores intelectuales, sensoriales, o de la salud;
un fuerte impedimento en las relaciones interpersonales con los compañeros y profesores;
un comportamiento o sentimientos inapropiados en circunstancias consideradas normales;
un estado general de descontento o depresión; o una tendencia a desarrollar síntomas físicos o temores asociados con los problemas personales o escolares.

Estas características deberán presentarse a lo largo del tiempo y no ser un estado temporario y naturalmente reversible para ser definido dentro de la categorización. El grado de la situación debe ser capaz de afectar desfavorablemente el rendimiento en el aprendizaje.

Las causas de los problemas emocionales pueden involucrar factores como la herencia, desórdenes mentales, dieta, presiones, realidad familiar, etc., pero ningún estudio ha podido demostrar que alguno de estos factores sea la causa directa de estos problemas.

Las características y comportamientos típicos de los niños con problemas emocionales serios son: hiperactividad, falta de atención, impulsividad, agresiones, retraimiento, falta de iniciativa en el intercambio con los demás; aislamiento, temores o ansiedades excesivas; inmadurez, llanto en ocasiones inapropiadas, habilidad inadecuada de adaptación, dificultades en el aprendizaje, rendimiento académico por debajo del nivel esperable.

Muchos niños que no tienen un problema emocional pueden experimentar algunos de estos comportamientos durante diferentes etapas de su desarrollo. Los niños con problemas emocionales serios deben recibir apoyo para poder llegar a un aprendizaje adecuado.

Los programas terapéuticos pueden incluir servicios de un equipo interdisciplinario, integrado por un trabajador social, psicólogo, psicopedagogo, consejero escolar, u otro personal calificado.

3 comentarios

  1. Lalet An

    8 Enero, 2012 a 12:58

    Mi hijo que ahorra va a cumplir 16 años tuvo este problema.gracias a la ayuda de los maestros y la psícologa dra.isabel pudimos sacar en aquel situatión que estaba..y no a sido fácil, han sido años de muchos angustias,lagrimas,y más problemas ..Pero ver lo como esta ahorra alto, fuerte aunque no esta de todo bien todavía ha valido todo aquellos años de sacrificio..

  2. eva

    27 Febrero, 2012 a 20:59

    hola buenas noches tengo un hijo de 10 años ,k le gusta llamar la atencion, y ser el centro de atencion en el cole ,en casa etc,yo hablo mucho con el pero el no me escucha , yo estoy divorciada y conmigo tiene unas obligaciones y cuando esta con su padre se tira viendo la tele y en el parke solo,ugando con los amigos del parque.m gustaria k me asesoraras para k mi hijo m escuchara y m hiciera caso y dejara de comportarse y no hiciera tanras tonterias gracias y un saludo.

  3. Noemi

    30 Marzo, 2012 a 19:58

    tengo un niño de 14 años que en el 2º trimenstre de instituto ha pasado de hacer poco a o hacer nada, pero lo que se dice nada, hasta los profesores me dicen que ni siquiera abre los libros en clase y esta con un pasotismo pero tanto en el cole como en las tareas de casa, lo he intentado motivar con cosas, no tiene mobil, ni internet, ni sale, pero le da igual todo y claro le han quedado todas la asignaturas.que hago con él, si lo dejo sin salir de casa tambien le da igual.Gracias,espero sus noticias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *