Los adultos con trastornos mentales son más propensos a tener cierto tipo de problemas de salud física crónicos que los que no están afectados por los trastornos, según un informe del gobierno de los EE.UU.

El informe dijo que los adultos mayores de 18 años con algún tipo de trastorno mental en el último año tenían tasas más altas de presión arterial alta, asma, diabetes, enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular.

Trastornos-mentales


Por ejemplo, alrededor del 22 por ciento de los adultos con cualquier tipo de trastorno mental en el último año tenía presión arterial alta y casi el 16 por ciento tenía asma. Las tasas de los adultos sin trastornos eran alrededor del 18 por ciento y 11 por ciento, respectivamente.
Las personas con depresión mayor en el último año tenían tasas más altas de los siguientes problemas de salud crónicos que aquellos sin depresión mayor: hipertensión arterial (24 por ciento contra un 20 por ciento), asma (17 por ciento contra un 11 por ciento), diabetes (9 por ciento frente al 7 por ciento), enfermedades del corazón (7 por ciento frente a un 5 por ciento).

Las personas con enfermedad mental también mostraron tasas más altas en el uso del departamento de emergencias y de hospitalización, según el informe.
Las tasas de hospitalización fueron mayores del 20 por ciento para aquellos con una enfermedad mental grave en el último año y menos del 12 por ciento para los que no tenían enfermedad mental.

La salud mental es esencial para la salud física. Promover la salud y el bienestar de los individuos, familias y comunidades significa tratar a las necesidades de salud mental con el mismo compromiso y vigor como cualquier otra condición de salud física.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *