La mayoría de las hemorragias nasales no revisten gravedad, ya que la nariz está cubierta en su interior por cantidad de pequeños vasos sanguíneos – sobre todo el tabique separador- que se pueden romper con facilidad. El invierno es la estación propicia para la epistaxis, debido a la sequedad ambiental por calefacciones y lugares cerrados.

epistaxis

Otras causas de hemorragias.

  • tabique nasal desviado
  • gripe, resfriado, sonado intenso
  • obstrucción por objeto extraño o cualquier otra causa
  • agentes ambientales agresivos
  • abuso de aerosoles
  • cirugía facial
  • lesión, fractura
  • infección vías respiratorias altas
  • demasiada sequedad ambiental o frío excesivo.
  • Tumores
  • Ocasionalmente pueden responder a otros trastornos de sangrado o una presión arterial alta.

 

Hemorragia y anticoagulantes

Las personas propensas a este tipo de hemorragias deben tenerlo presente si están tomando anticoagulantes o tratamientos con ácido acetil salicílico.

 

Cómo tratarlas

  • No es recomendable tumbarse debido al riesgo de obstrucción de las vías respiratorias
  • Hay que sentarse y apretar suave pero firmemente las fosas nasales por espacio de diez minutos. Generalmente remiten si se les da el tiempo suficiente y se conserva la calma.
  • En último extremo puede probarse presionando el lado que sangra durante unos minutos, y si es posible hacerlo con un cubito de hielo envuelto en un paño.
  • Si el sangrado persiste puede aplicarse un aerosol específico para sellar los vasos sanguíneos rotos.

 

Debe acudir al médico si…

  • la sangre es abundante y no se detiene tras veinte minutos
  • aparece tras un golpe en la cabeza
  • aparece cada vez con mayor frecuencia y sin causa aparente

4 comentarios

  1. Mariana

    31 diciembre, 2013 a 12:02

    Muy bueno!!! En mi caso la epistaxis se da por aumento de presion arterial. Tengo presion inestable y, en muchas ocaciones sube de golpe y es cuando se produce el sangrado.
    Muy buenos los consejos, cuando me paso por primera vez no sabia como manejar la situacion y entre en panico. Esta bueno poder acceder a este tipo de informacion de una manera mas facil!!!

  2. Manuel

    31 diciembre, 2013 a 17:52

    Me encanta el blog de farmacia Los consejos sobre las hemorragias nasales,buenisimo

  3. José

    1 enero, 2014 a 12:16

    Ojalá lo hubiera sabido antes. De pequeño era para mí un tormento el sangrado en el momento más inesperado. En mi trato frecuente con niños, también me hubiera sido muy útil.

  4. Martha Herrera

    8 enero, 2014 a 14:34

    Excelente informaciòn! El problema de las hemorragias de mi hija es porque padece la enfermedad de Von Willebrand y el sangrado principal es el de la nariz, que aùn, con el medicamento que se aplica no es suficiente para controlarla, pero seguirè estas recomendaciones. Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *