Si la diabetes se complica y aparece la insuficiencia renal avanza, se presentan síntomas de malestar fundamentalmente a consecuencia de la anemia, hipertensión y altos valores de urea. Así mismo, en los análisis se detectan alteraciones como la elevación de la creatinina, del potasio, del ácido úrico, etc…

Tratamientos-en-la-insuficiencia-renal-diabetica-avanzada

Antes de llegar a esta situación, es decir, cuando la creatinina empieza a elevarse, es fundamental la adopción de medidas terapéuticas específicas indicadas por el especialista en nefrología.

En fases aún más avanzadas, el paciente con insuficiencia renal precisa tratamiento de diálisis o puede incluso darse el caso de la necesidad de un trasplante renal.

¿En qué consiste la diálisis?

Se trata de sustituir el trabajo depurador de los riñones. La diálisis disminuye los síntomas de la insuficiencia renal y es compatible con una vida relativamente activa.

Hemodiálisis. Con sesiones de cuatro a seis horas cada dos ó tres días en un hospital o centro médico adecuado.

Diálisis peritoneal. Con sesiones diarias en el propio domicilio durante la noche mediante un catéter previamente insertado y la instalación de la máquina que realiza los intercambios. Se utiliza como filtro la membrana natural del peritoneo. Es una opción indicada en personas activas laboralmenete o aquéllas que necesitan ayuda en el tratamiento.

 

El trasplante renal

Siempre que es posible se efectúa el trasplante renal, con el que se obtiene una reversión más completa de éste tipo de trastorno. En este sentido, el paciente obtiene una mejora en su calidad de vida que le permite abandonar la dependencia del sistema de diálisis. Hoy en día, debido a los avances en cuanto a medicamentos inmunosupresores, las tasas de rechazo se ven considerablemente disminuidas.

1 comentario

  1. Antonio Marrero Perez

    1 Julio, 2014 a 18:58

    Muchas veces el medico no pone gran interés al aumento de la creatinina achacándolo a que tomamos aines y cuando nos damos cuenta ya es tarde , Gracias por haberme informado mejor que el nefrólogo .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *