Cuando se reciben inyecciones para las alergias (inmunoterapia), el profesional de la salud inyecta pequeñas dosis de sustancias a las cuales el paciente es alérgico (alérgenos) por debajo de la piel. Esto ayuda al cuerpo a “acostumbrarse” a ese alérgeno, lo cual puede resultar en una menor cantidad de reacciones alérgicas o al menos una reducción de los síntomas.

inyecciones

El alergista utiliza, por lo general, extractos de distintas sustancias que suelen producir alergia como algunas especies de hierba, pasto o polen; polvo; hongos; o caspa de animal para inyectarlas por debajo de la piel. Pero primero se debe hacer un examen en esta para averiguar a qué alérgeno se es alérgico.

Luego de unas 4 a 6 semanas de inyecciones semanales, se está obteniendo la mayor cantidad de alérgeno en cada una de las inyecciones. Esto es lo que se conoce como la dosis de mantenimiento. Cuando se alcanza esta etapa, se obtiene la misma dosis en cada inyección cada 2 a 4 semanas por los próximos 4 a 6 meses.

El período entre inyecciones suele incrementarse hasta por un mes, y la dosis suele mantenerse igual cada mes. Luego de un año de dosis de mantenimiento, el alergista chequeará si el paciente tiene menos síntomas o menos severos. Si estos no se han modificado, el tratamiento con inyecciones ya no será aplicable. De lo contrario, se puede continuar con las inyecciones mensuales hasta por cinco años.

Este tratamiento suele ser seguro si es aplicado correctamente. Puede notarse un enrojecimiento en la zona del pinchazo pero es completamente normal.

1 comentario

  1. Antonio taboada

    8 Abril, 2012 a 18:10

    q bueno es q exista esta pagina la verdad es q yo soy uno de los q no va mucho al doctor y el tener esta pagina me ayuda mucho asi es como tener ayuda de uno .gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *