Tal vez estés preocupado por haber encontrado un bulto justo debajo de la axila. Después de todo, se oyen muchas historias de cáncer después de haber encontrado un bulto en la mama o una protuberancia en cualquier otra parte del cuerpo. ¿Deberías preocuparte?

Antes de saltar a conclusiones, es necesario comprender que hay muchas posibles causas de un bulto bajo los brazos que no se relacionan necesariamente con el cáncer. Estas incluyen infecciones bacterianas, infecciones virales, y algunas reacciones alérgicas. Algunas vacunas en realidad incluso dan lugar a un tumor. Lo importante a recordar, sin embargo, es que los bultos causados ​​por cualquiera de estas cosas tienden a desaparecer sin tratamiento adicional. Por ejemplo, un bulto por infección viral o bacteriana va a desaparecer por sí solo una vez que la infección desaparezca. Por lo tanto, desde el momento que notes un bulto, se puede comprobar si tienes cualquier tipo de infección, y esperar hasta que se haya curado para ver si el bulto desaparece.

tumor canceroso

Cuando la masa se ​​mantiene en su lugar, incluso después de que todas las infecciones han desaparecido, y cualquier desencadenante alérgico eliminado, puede ser el momento de consultar a un profesional de la medicina. En este caso, aún no tienes por qué tener miedo. Todavía es posible que se trate de un tumor inofensivo, o benigno, un quiste. También podría ser simplemente un depósito graso, que de ninguna manera se encuentra relacionado con el cáncer. Incluso puede ser tejido mamario normal que crece en el área de la axila. Pero lo importante a recordar es que debe haber un médico que realice el diagnóstico, por lo que no debes torturarte antes de tiempo. En caso de duda, no esperes para hacer una cita con tu médico de cabecera o un oncólogo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *