Si tienes una necesidad incontrolable de mover las piernas o si sientes picazón o nerviosismo en las extremidades inferiores mientras estás sentado o en reposo, podrías tener la condición neurológica conocida como síndrome de piernas inquietas (SPI).
Las deficiencias de dopamina, la sustancia química del cerebro que controla el movimiento, y el hierro son los principales causantes del SPI.

El hierro es necesario para producir dopamina, por lo que tomar un suplemento del mismo combinado con vitamina C, que ayuda a la absorción, y vitamina E, podría aumentar los niveles de dopamina.

 

Cuando los músculos no están recibiendo suficientes nutrientes vitales, tales como hierro, ácido fólico, magnesio, zinc, triptófano y vitamina E, tienden a sufrir espasmos. Otro culpable puede ser el reflujo ácido de medicamentos como Prilosec, Prevacid o Tums, que impiden la absorción de los nutrientes, así como de las enzimas y proteínas.

Para evitar esto, es recomendable consumir alimentos ricos en los nutrientes necesarios para aliviar el síndrome. Esto incluye algas, semillas de calabaza, hojas de remolacha, aguacate y pavo.
Siempre que sea posible, es mejor comprar alimentos orgánicos.
Para mejorar la absorción de nutrientes, se puede preparar una mezcla de una cucharada de vinagre de sidra de manzana en 4 onzas de agua y beber lentamente mientras ingiere la comida más importante del día.
También es una buena idea evitar la cafeína, el alcohol y los alimentos procesados, los cuales inhiben la absorción de minerales.

La medicina homeopática también puede ofrecer alivio a los síntomas específicos con dosis diluidas de remedios a base de vegetales y minerales.

2 comentarios

  1. Esther Maldonado

    22 Diciembre, 2015 a 9:04

    ES RARAS VEZ QUE ME PASA ESTO, Y ME PASA CUANDO TENGO MUCHO SUENO . GRACIAS PIR SUS CONSEJOS, Y ESPERO CON ESTO, YA NO SUFRIR DE PIERNAS INQUIETANTES..

  2. ENRIQUE OMAR LEAL

    6 Noviembre, 2016 a 19:01

    EN MI CASO ME DUELE LA PLANTA DEL PIE IZQUIERDO, COMO SI FUERA UN CALAMBRE HAGO UNA ESLONGACION EN PANTORRILLA Y SE ME PASA, TAMBIEN CORRO Y SE ME PASA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *