Este compuesto, que entre otros puede ser hallado en la bilis de los osos, sería muy eficaz para reanimar personas luego de sufrir un AC. El ácido ursodesoxicólico (AUDC), usado comúnmente para reducir la producción de colesterol y disolver piedras vesiculares, podría ser útil para tratar también ritmos cardíacos potencialmente peligrosos o arritmias.

acidoursodesoxicolico

Los infartos de miocardio pueden ser mortales de forma inmediata, pueden evolucionar a enfermedad crónica, o pueden resolverse completamente. Pero de hecho son unas de las primeras causas de muerte en la población general.

Uno de los principales riesgos que predisponen a un infarto son los trastornos del ritmo cardíaco, es decir, alteraciones de la frecuencia cardíaca tanto porque se acelere, disminuya o se torne irregular, que ocurren cuando se presentan anomalías en el sistema de conducción eléctrica del corazón.

Los últimos estudios demuestran que el AUDC altera las propiedades eléctricas de las células miofibroblásticas, presentes en corazones fetales y de personas que han sufrido ataques cardíacos, que serían las causantes de la interrupción de la transmisión de señales eléctricas que controlan el ritmo cardíaco.

El AUDC ha sido utilizado en mujeres embarazadas para tratar la colestasis obstétrica y su incidencia en el riesgo de posibles fallas cardíacas del feto durante el embarazo obteniendo buena respuesta, y se espera que una prueba clínica demuestre si, de hecho, estos mismos resultados se traducen a pacientes con afecciones cardíacas.

De ser así, se estaría dando un gran paso para ayudar a controlar esta afección cada vez más frecuente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *