Comenzar el día con una comida alta en proteínas y un “postre” – como un trozo de pastel – puede ayudar a perder peso y mantenerse en forma, según sugiere un nuevo estudio.
Sin embargo, varios nutricionistas dicen que no están listos todavía para aceptar las conclusiones del estudio.

Cuando los investigadores del Centro médico de la Universidad de Tel Aviv en Israel compararon de dos regímenes de dieta, uno con un desayuno bajo en hidratos de carbono, el otro con un alto contenido de proteínas y carbohidratos en el desayuno – el grupo de dulces-con-el desayuno perdió más peso después de ocho meses.

A pesar de que la restricción dietética a menudo resulta en la pérdida de peso inicial, la mayoría de las personas obesas que hacen dieta no pueden mantener su peso reducido.
La pérdida de peso relacionada con la diete suele provocar hambre y antojos mientras que disminuye la supresión de la grelina, una hormona que estimula el hambre. Esto puede alentar el aumento de peso. Pero, un desayuno rico en proteínas y carbohidratos podría superar estos cambios compensatorios y prevenir las recaídas en la obesidad.

Pero expertos en nutrición cuestionan la prudencia de fomentar el consumo habitual de dulces ricos en calorías y de bajo nivel nutritivo.
Según alegan, una combinación de proteínas y carbohidratos puede haber mantenido a los voluntarios del estudio satisfechos, pero también hay que prestar atención a la calidad de los alimentos que se consumen. No sería prudente alentar a los pacientes a consumir alimentos con gran cantidad de grasas trans.

1 comentario

  1. yolanda

    19 Julio, 2012 a 21:07

    No me vendría mal hacer caso al artículo, leo años con diferentes dietas y al cabo del tiempo vuelvo a coger los kilos.Cuando intento volver a perderlos cada vez me cuesta más hacerlo y desisto,me entra la ansiedad como más y vuelvo a empezar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *