Una investigación preliminar sugiere que desayunar uno de los sándwiches de las cadenas de comidas rápidas tiene un efecto negativo inmediato en los vasos sanguíneos. El propósito de este estudio fue examinar lo que sucede en los vasos sanguíneos después de que alguien come un plato con alto contenido en grasas y en sodio.

Un-desayuno

Los investigadores reclutaron a 20 personas sanas, con una edad promedio de 23 años, para someterse a pruebas que miden la eficiencia con que la sangre viaja a través de los vasos en los antebrazos. Algunas personas ayunaron mientras otras comían dos sándwiches de comida rápida  en el desayuno. Después de un período, los grupos invirtieron las dietas.

 

El grupo de investigadores se negó a identificar la marca del sándwich para el desayuno porque su identidad no debe ser un foco de la atención prestada a la investigación. Sin embargo comunicaron que se trataba de un sándwich de jamón, queso y huevo, con 25 gramos de grasa y 450 calorías”.

 

En comparación con los participantes que habían ayunado, los vasos sanguíneos de los que comieron dos sándwiches de desayuno habían trabajado menos eficientemente dos horas después de la comida. Hubo una disminución en la capacidad de los pequeños vasos del antebrazo para dilatar y generar el flujo sanguíneo.

 

Este ensanchamiento de los vasos ayuda a la sangre a recibir más oxígeno al hacer ejercicio. Otras investigaciones han sugerido que los trastornos en este proceso a través del tiempo hacen que la gente sea más susceptible a desarrollar accidentes cerebrovasculares y ataques cardíacos.

 

Aunque el estudio no compara el efecto de comer un par de estos sándwiches en el desayuno con una opción más saludable, como yogur y un plátano, representa un llamado de atención sobre los alimentos elegidos para la primera comida del día.

 

Tampoco está claro qué pasaría si la gente comiera este tipo de alimentos de forma continua, ni el efecto que los tipos diferentes de comida rápida (por ejemplo, una hamburguesa y papas fritas) tendrían en los vasos sanguíneos.

 

Pero la investigación sí sugiere que los problemas en los vasos sanguíneos comienzan debido a una dieta poco saludable. Los altos niveles de grasa, sal o colesterol pueden causar que los vasos sanguíneos sean anormales, lo que puede aumentar el riesgo de ataque cardiaco o accidente cerebrovascular.

 

Los investigadores recordaron que incluso comer una sola vez algo poco saludable puede tener un efecto y la acumulación de estos alimentos haría que el efecto negativo sobre el organismo sea aún mayor.

2 comentarios

  1. Enrique Rivera lima

    4 Enero, 2013 a 0:21

    Muy interesante este reporte, pero mne gustarìa saber en donde se hizo este estudio. Muchas gracias. Atto.

  2. angy

    10 Enero, 2013 a 3:04

    megusta saver aserca de la buena salud ,y esto es muy interesante…grasias por sus reportes,,por sus buenos con sejos…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *