Las mujeres mayores que notan los primeros signos de pérdida de memoria pueden guardarse de la demencia completa mediante un entrenamiento fortalecedor de rutina, sugiere una investigación reciente.

entrenamientodemencia

Sin embargo, aunque el levantamiento de pesas bajo supervisión pareció alzar el funcionamiento mental entre aquellas que luchan con la pérdida de memoria, los programas a base de actividad aeróbica no confirieron un beneficio similar de la salud mental.

La mayoría de los estudios han examinado el entrenamiento aeróbico, pero este estudio compara el ejercicio aeróbico y entrenamiento de fuerza. Y entre las personas que aún no cuentan con demencia, pero ya están en un alto riesgo en términos de memoria desmejorada y un deterioro de la función ejecutiva, el estudio muestra que el entrenamiento de fuerza, pero no de ejercicio aeróbico, tiene beneficios para la cognición.

Los autores observaron que la demencia es una gran preocupación de salud pública, con un nuevo caso diagnosticado en algún lugar del mundo cada 7 segundos.

Entre los ancianos, el deterioro cognitivo o mental leve es visto como un indicador de riesgo futuro de demencia total, así como la oportunidad de intervenir tal vez con algún tipo de tratamiento que pueda reducir ese riesgo.

Anteriormente, el equipo del estudio encontró que clases de dos veces por semana de resistencia (fuerza) durante un año parecían aumentar la capacidad cognitiva general en mujeres mayores mentalmente sanas.

Esta vez, el equipo se centró en las mujeres entre 70 y 80 años de edad que se habían quejado de dificultades de memoria consideradas con un “probable” deterioro cognitivo leve.

1 comentario

  1. Madafaka

    28 julio, 2012 a 21:42

    Resistencia y fuerza son dos capacidades completamente distintas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *