Los estudios demuestran que en el transcurso de un año, por lo menos la mitad de todos los corredores sufren algún tipo de lesión. Muchas de estas lesiones son el resultado de defectos biomecánicos.
Un análisis de la marcha realizada por un médico de medicina deportiva o fisioterapeutas puede identificar y corregir los déficits de fuerza, los desequilibrios posturales y defectos biomecánicos para reducir el riesgo de lesiones.
Los músculos débiles o inflexibles cuando se estresan por una gran cantidad de entrenamiento pueden resultar en lesiones. Incluso movimientos simples, como un balanceo de brazos excesivo, puede afectar el rendimiento de un corredor de competición.

Después de que una evaluación de la marcha se ha realizado, cualquier desequilibrio o problema puede ser corregido e implementado en el programa de ejercicio. Las correcciones pueden incluir el uso de aparatos ortopédicos, un calzado más adecuado para correr, y / o la adición de ejercicios de fortalecimiento y / o ejercicios de estiramiento. También se pueden tener consejos de entrenamiento para ayudar a mejorar o modificar el estilo de correr.

Un buen punto de partida para un novato es un programa de carrera / caminata. Se debe tratar de alternar entre caminar y correr durante 20 minutos. Poco a poco y de manera constante, se debe aumentar la cantidad de tiempo corriendo.
Por cada día de entrenamiento, se debe tomar un día libre o un día participando en alguna otra forma de ejercicio. El objetivo es progresar hasta el punto de correr durante 20 minutos seguidos.

¿Eres corredor? Dejanos un comentario de como entrenas y que consejos puedes compartir con otros corredores

2 comentarios

  1. roberto alonso solanas

    4 Julio, 2012 a 16:43

    muy deportista de joven… patines, atletismo en marconi y moratalaz, balonmano, remo en el retiro (a los 19 años), campeonatos militares de atletismo y balonmano (en salamanca), etc… luego 30 años de nada de nada, muy fumador… y a los 52 años y 85 kg., me diagnostican diabetes. al día siguiente me apunté a un gimnasio municipal (baratico) y empecé a comer, exactamente, la mitad de lo que comía; a los 6 meses pesaba 69 kg. fué cuando empece a correr cross por san sebastián de los reyes. 6 km diarios, muy despacio… muy temprano. ahora corro (popular) 9/10 km por asfalto (que hay muchos perros sueltos en la dehesa de sanse) en días alternos y estoy en 72 kg. desayuno, antes de salir, lo suficiente (para mi) para el esfuerzo a realizar (nueces, queso de burgos, ciruelas deshidratadas) y a la vuelta un cafecito con cereales bajos en hidratos. entreno muy normalito, corro casi siempre sólo mis 46/48/50 min/ para 9/10 km. ¿mi diabetes…?, casi siempre 95/100 de glucosa… o sea que bien. ¿algún secreto/consejo?. ninguno… sólo… no desmayar… aunque llegues el ultimo. os deseo a todos mucha salud y buenas zapatillas. XXX.

  2. pedro

    5 Julio, 2012 a 23:39

    Tampoco es nada nuevo, una mala técnica en cualquier deporte deriva SIEMPRE en alguna de estas dos consecuencias o en las dos.

    Merma el rendimiento deportivo y corres mayor riesgo de lesión. de ahi que existan ejercicios denominados como compensatorios y de prevención.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *