Mediator, un fármaco para la diabetes, ha causado la muerte de 500 a 2.000 personas. El medicamento se prohibió en 2009 pero el laboratorio que lo comercializaba conocía sus efectos nocivos desde la década de los noventa.

mediator

El laboratorio francés Servier, que comercializó el medicamento para la diabetes Mediator, conocía los riesgos nocivos para la salud de esté fármaco desde los noventa y aun así no lo retiró del mercado hasta 2009 causando entre 500 y 2.000 muertes. En España se retiró en 2005 sin causar víctimas.

Un estudio de su filial británica llevado a cabo con seis voluntarios por B. H. Gordon y P. W. Vis en 1993 sobre el benfluorex, nombre científico del medicamento, establecía que cuando el medicamento era absorbido por el organismo dejaba un componente llamado norfenfluramina, considerado peligroso por sus efectos secundarios. Esta molécula es también el compuesto obtenido en el organismo tras la toma de otros dos productos de Servier, el Ponderal y el Isoméride, retirados del mercado apenas dos años después, en 1995, por causar hipertensión arterial pulmonar, origen de insuficiencias cardiacas. Pero esto no impidió que el laboratorio siguiera comercializando el Mediator. En 2008, en documentos destinados a sus delegados médicos, la farmacéutica seguía afirmando que la tolerancia cardiovascular del medicamento era “satisfactoria”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *