El medicamento comúnmente utilizada para la disfunción eréctil, tadalafil, puede corregir el flujo sanguíneo anormal en pacientes con distrofia muscular de Becker y podría en el futuro ser utilizada para retardar la progresión de la enfermedad, según dijeron investigadores.
Los resultados sugieren que el tadalafil podría ser utilizado como un tratamiento para retardar o evitar el debilitamiento muscular y ayudar a los pacientes con la condición degenerativa a mantener mayor funcionalidad durante más tiempo.

Impotencia

 

La distrofia muscular de Becker es un trastorno hereditario que implica una debilidad muscular de las piernas y la pelvis que empeora lentamente. Ocurre en alrededor de 3 a 6 de cada 100.000 nacimientos.
Los pacientes con distrofia muscular de Becker a menudo tienen dificultades para caminar que empeoran con el tiempo. No hay cura para la enfermedad, y para la edad de 25 a 30 años muchos pacientes ya no pueden caminar.

En un pequeño estudio que involucró a hombres con este trastorno, los investigadores del Centro Médico Cedars-Sinai en Los Angeles tomaron medidas cuando los músculos voluntarios del antebrazo estaban en reposo ​​ o ligeramente tensionados.
Ellos encontraron que casi todos los pacientes tenían defectuoso el flujo sanguíneo cuando ejercían tensión. Esta falta de flujo de sangre puede contribuir a la fatiga y debilidad muscular.
Pero después de administrar a algunos de los pacientes una dosis oral única de tadalafil y compararlos con otros que recibieron un placebo, los científicos encontraron que fue restaurado un flujo sanguíneo normal a los músculos de 8 de los 9 pacientes que recibieron el fármaco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *