Científicos del Centro Aptuit para el Descubrimiento y Desarrollo de Fármacos en Verona (Italia), han desarrollado un medicamento experimental que ha demostrado su capacidad para bloquear determinados receptores cerebrales y reducir la adicción a la nicotina. Los resultados de este avance, publicados en la revista Neuropsychopharmacology, hacen prever que se podría estar en el camino correcto hacia el desarrollo de nuevos fármacos para ayudar a los fumadores a dejar el tabaco. El fármaco en estudio, denominado GSK598809, bloquea un tipo específico de receptor de la dopamina en zonas clave del cerebro relacionadas con la adicción al tabaco.

gsk598809

Estudios previos han demostrado que la nicotina en el humo del tabaco aumenta la emisión del químico cerebral dopamina en el estriado ventral, el cerebro medio o mesencéfalo y el globo pálido, todas partes del cerebro que se cree que juegan un papel central en la adicción de los fumadores. Al principio, este fármaco fue desarrollado por la farmacéutica GlaxoSmithKline (GSK), que en 2010 decidió dejar de invertir en parte de sus proyectos de investigación neurocientífica, entre ellos este fármaco. Sin embargo, un equipo liderado por el doctor Manolo Mugnaini continuó trabajando con este fármaco. Actualmente, forma parte de un proyecto de investigación que usa controles cerebrales por imágenes para explorar los mecanismos del cerebro que están detrás de la impulsividad, el estrés y la adicción.Mugnaini asegura que, siguiendo el modelo basado en la toma de imágenes cerebrales, se puede controlar la actividad del medicamento en humanos de una manera eficaz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *