De los tantos trucos que existen para ayudar a la dieta y poder bajar de peso, un nuevo estudio viene a desmitificar uno en particular. Al parecer, comer en un plato más pequeño no ayuda a comer menos cantidad de alimentos.
Según comenta uno de los investigadores, los platos más pequeños suelen estar recomendados como un método para controlar la ingesta de alimentos, pero simplemente eso no parece ser una estrategia efectiva. No existe un efecto del tamaño del plato, estado del peso, o tamaño de plato por estado del peso sobre la ingesta energética.

El estudio incluyó a 10 mujeres con sobrepeso u obesas y 10 mujeres con peso normal que fueron asignadas al azar a utilizar un plato más bien pequeño (8,5 pulgadas) o grande (10,8 pulgadas) para las comidas. Las mujeres tuvieron que servirse ellas mismas la comida y comer hasta encontrarse satisfechas.
Estas hicieron esto en dos días diferentes, utilizando un plato de diferente tamaño cada vez.

Los investigadores alegaron que es posible que el tamaño del plato no tenga un impacto en la ingesta calórica porque la gente come hasta estar satisfecha más allá de los utensilios que usan.
Notaron que las mujeres con sobrepeso u obesas reportaban niveles menores de hambre antes de las comidas y se sentían menos satisfechas luego de comer que las mujeres con peso normal a pesar de que no existía una diferencia en el consumo de energía entre los dos grupos. Esto sugiere que los individuos con sobrepeso u obesos podrían tener una menor habilidad para sentir hambre y sentirse satisfechos que los adultos con peso normal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *