Si tienes dificultades para conciliar el sueño o te despiertas con frecuencia, pueden verse afectados todos los aspectos de la vida diaria. Algunos de los puntos a tener en cuenta en situaciones como esta son, por un lado, la cantidad de horas necesarias que se debería dormir. En realidad no existe un número de horas exactas que cuantifiquen un buen período de sueño. Aunque, por lo general, la mayoría de los adultos necesitan entre 7 y 9 horas diarias; otros se las arreglan con tan sólo 6. La clave es encontrar el ciclo ideal para cada persona, en el que se sientan descansados y puedan llevar a cabo las tareas normales.

dormirnoche

Este es un buen punto a tener en cuenta también, para controlar cambios que pueden estar relacionados a cuestiones de salud, tanto física como mental. Por ejemplo, si se empieza a sentir cada vez más la necesidad de descansar, puede ser un indicio de un problema particular.

Por otro lado, se deben tomar en consideración los  factores por los cuales no se está pudiendo dormir lo debido. Uno de los principales causantes del insomnio es el  estrés, funcionando como un circuito de retroalimentación positiva, puesto que no poder descansar correctamente produce aún más estrés.

Luego se encuentran los fármacos que pueden modificar los ciclos circadianos generando insomnio o somnolencia, sin mencionar aquellos medicamentos que son específicamente para tratar problemas de insomnio; a veces pueden resultar en un problema mayor del que intentan solucionar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *