Una nueva investigación sugiere que la combinación de dos operaciones muy diferentes, una histerectomía y una cirugía estética de abdomen, es relativamente segura, sin complicaciones mayores observadas en 65 mujeres que fueron sometidas a ambos procedimientos al mismo tiempo.
La tasa de complicaciones, que los investigadores consideran de menor importancia, alcanzó el 32 por ciento, sin embargo.

Los resultados sugieren que la combinación de la cirugía estética de abdomen y la histerectomía es una manera segura y eficaz para ayudar a las pacientes a lograr los resultados estéticos y de importancia médica en el mismo acto quirúrgico.

De todas maneras, hay expertos que no están de acuerdo y alegan que cualquier procedimiento que tiene una tasa de complicación del 32 por ciento debe ser re-evaluada. También expresan su desacuerdo con la definición de los autores de lo que es una complicación menor.
Según dicen, una transfusión es una complicación importante, y esto ocurrió en el 3 por ciento de las cirugías.

Una histerectomía es la extirpación quirúrgica del útero de una mujer, la parte del sistema reproductivo donde se desarrolla el feto durante el embarazo. Hay una variedad de razones por las que una mujer pueda necesitar una histerectomía, incluyendo cáncer, fibromas uterinos (tumores benignos en el útero), endometriosis (lo que ocurre cuando las células del útero crece en otras áreas del cuerpo), sangrado anormal o dolor pélvico.
Una cirugía estética del abdomen, también conocida como abdominoplastía, es un procedimiento quirúrgico que elimina la piel grasa y el exceso de la zona baja del abdomen. No es un sustituto de la pérdida de peso, pero está diseñado para tonificar la piel o el tejido suelto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *