Consumir una dieta rica en fibra hace más que promover el bienestar digestivo, de hecho, también es bueno para el corazón, según los expertos.
La fibra dietética de frutas, verduras, granos enteros y frijoles se ha demostrado que ayuda a bajar el colesterol.

dietafibra

 

La mayoría de los expertos en nutrición afirman que una persona necesita por lo menos 25 gramos de fibra al día como parte de una dieta equilibrada. La Asociación Americana del Corazón recomienda consumir 14 gramos de fibra por cada 4200 kJ consumidos, y por lo menos 10 gramos deben provenir de fibra soluble.
La fibra soluble genera una sensación de estar satisfecho más rápidamente, lo que ayuda a controlar la cantidad de comida que se ingiere. Las investigaciones han demostrado que la fibra soluble también ayuda a reducir el colesterol “malo” LDL, al interferir con la forma en la que el cuerpo absorbe el colesterol de los alimentos.
Los alimentos altos en fibra soluble incluyen el salvado de avena, harina de avena, frijoles, guisantes, arroz, salvado, cebada, cítricos, fresas y pulpa de manzana.

La fibra insoluble agrega volumen a la dieta, ayuda a prevenir el estreñimiento y es el tipo de fibra que mejor mantiene saludable el tracto digestivo.
Sin embargo, al comprar alimentos envasados hay que leer cuidadosamente las etiquetas de información nutricional. Muchos de los artículos que enlistan como ingredientes a la avena o el salvado de trigo, tales como magdalenas y galletas, en realidad contienen muy pocas cantidades de los mismos y pueden tener altas cantidades de azúcar, sodio o grasa.

1 comentario

  1. Gloria

    24 octubre, 2015 a 18:25

    !Buenisima informacion,muchisimas gracias!!
    Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *