La enfermedad de Parkinson es una condición neurodegenerativa que tiene impacto, entre otras cosas, en el control de los movimientos voluntarios del organismo. En algunas personas con la enfermedad de Parkinson, las mutaciones en el gen parkin interrumpen el funcionamiento normal de la dopamina, el químico cerebral que controla los movimientos del cuerpo.

enfermedad-de-parkinson

El hallazgo podría derivar a nuevos tratamientos y métodos de diagnóstico para la enfermedad, según los investigadores de la Universidad de Buffalo en Estados Unidos.

Utilizando neuronas humanas vivas en el laboratorio, el equipo de investigación halló que mutaciones parkin dificultan la acción de la dopamina y producen más radicales libres, moléculas dañinas que destruyen las células cerebrales cargadas de dopamina, derivando a la enfermedad de Parkinson.

Una vez que el gen parkin ha mutado, ya no puede controlar con precisión la acción de la dopamina, la cual sostiene la computación neuronal requerida para los movimientos.
La mutación del gen parkin es responsable tan solo para un pequeño porcentaje de los casos de enfermedad de Parkinson. Aún así, entender cómo funciona este gen es relevante para todos los pacientes con esta enfermedad degenerativa.
Uno de los expertos alegó que el hallazgo puede no ser de ayuda directa a la mayoría de los pacientes con la enfermedad por el momento.

Los investigadores dicen que este es el primer estudio donde se utilizan neuronas humanas vivas para investigar el papel que juega el gen parkin en la enfermedad de Parkinson, y ha sido posible por el uso de células madre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *