Enfrentados a situaciones de estrés, un estudio reveló que los adultos mayores que duermen mal muestran niveles elevados de un marcador asociado con la inflamación.
El marcador, llamado interleuquina-6 (IL-6), se ha relacionado con una variedad de problemas de salud como enfermedades cardiovasculares, diabetes y problemas psiquiátricos.

Una-mala-calidad-del-sueno-puede-afectar-la-reaccion-del-estres-en-adultos-mayores

El estudio sugiere que, para las personas sanas, todo se reduce a dormir y lo que la falta de sueño puede hacer a nuestra respuesta fisiológica al estrés, nuestra respuesta de lucha o huida.

El estudio incluyó a 45 mujeres y 38 hombres con una edad media de 61 años. A pesar de que todos los participantes se encontraban en buen estado de salud general, alrededor del 27 por ciento tenían una mala calidad de sueño. En comparación con los que dormían bien, los que dormían mal informaron más síntomas depresivos, más soledad y mayor estrés en general.

Al comienzo del estudio, los niveles de IL-6 no fueron diferentes entre los participantes. Sin embargo, cuando fueron sometidos a pruebas verbales y de memoria destinadas a aumentar los niveles de estrés, los participantes con mala calidad de sueño mostraron un incremento en los niveles de IL-6.

Los investigadores concluyeron que las personas mayores que no duermen lo suficiente pueden estar en mayor riesgo de sufrir problemas de salud mental y física debido a cómo el sueño deficientes cambia la reacción del sistema inmune al estrés, resultando en aumento de la inflamación.

A pesar de que una disminución gradual en el sistema inmune es una parte normal del envejecimiento, tratar los trastornos del sueño en los adultos mayores podría ayudar a prevenir ciertas enfermedades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *