Al parecer, los hombres que beben grandes cantidades de líquido bajo en azúcar podrían reducir el riesgo de padecer cáncer de vejiga.
Aunque la razón por dicha asociación entre la ingesta de líquidos y la protección contra desarrollar cáncer aún es desconocida, los investigadores teorizaron acerca de que los fluidos podrían eliminar agentes potencialmente causantes de cáncer antes de que tengan una oportunidad de causar algún daño.

Durante el estudio se evaluó la ingesta de líquido de alrededor de 48 mil hombres que formaron parte de un estudio a largo plazo. Estos hombres, que se encontraban entre las edades de 45 y 75 años cuando comenzaron con el estudio en 1986, contestaron un cuestionario sobre sus hábitos en la ingesta de líquido cada cuatro años por más de dos décadas.
Los investigadores hallaron que aquellos hombres que tenían una ingesta diaria alta de líquido, o aquellos  que tomaban más de 2,5 litros por día, tenían una disminución del 24 por ciento en los riesgos de padecer cáncer de vejiga. El autor del estudio concluyó que los médicos deberían aconsejar a sus pacientes a tomar mucho líquido bajo en azúcar.

Aunque este enlace entre la ingesta de líquido y los riesgos del cáncer de vejiga fue descubierto hace 10 años, la asociación que se descubrió en el estudio fue más fuerte entre los hombres de edades más bajas. Esto podría deberse al hecho que los hombres toman menos líquidos a medida que envejecen, en particular agua.
Los hallazgos son importantes a pesar que no se haya podido identificar la relación causa-efecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *