La “nariz electrónica” Cyranose 320 (Smiths Detection Group Ltd, Watford, Reino Unido) puede distinguir entre los pacientes con síndrome de apnea obstructiva del sueño (SAOS) y pacientes de control sanos con gran precisión, según reveló un estudio realizado en Alemania.
Los investigadores dicen que, hasta lo que saben, este es el primer estudio en el que los “smellprints” de los pacientes con apnea obstructiva del sueño se han comparado con sujetos sanos.

La polisomnografía, el estudio actual estándar para confirmar apnea obstructiva de sueño, es demandante a nivel tecnológico, consume tiempo y es costosa, y no está disponible en todas partes.
Según dicen los investigadores, la medición de compuestos orgánicos volátiles por medio de una nariz electrónica es un método innovador que determina distintos patrones moleculares de aliento exhalado en diferentes grupos de pacientes.

Los investigadores utilizaron el  Cyranose 320 para analizar el aliento exhalado de 40 pacientes con apnea obstructiva de sueño (antes de recibir terapia CPAP) y 20 pacientes de control sanos.
Según explicaron, el resultado del análisis linear discriminante (LDA) de los pacientes con apnea obstructiva de sueño y de los pacientes sanos difieren significativamente, y el Cyranose 320 logró separar con precisión a los pacientes con el trastorno de los pacientes de control (p <0,0001). La distancia de Mahalanobis entre los dos grupos fue de 1,88 y el valor de la validación cruzada fue de 79,5 por ciento.

La nariz electrónica también pudo discriminar el estado antes y después del tratamiento con CPAP, lo que indica que los patrones específicos de compuestos orgánicos volátiles en el aire exhalado se asocian a casos de apnea no tratados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *